Inicio > Noticias > Discursos de odio y Aristegui

Discursos de odio y Aristegui

Enviado por observa on March 7, 2013

carmen.pngAl analizar la resolución de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que considera que términos homofóbicos como maricón o puñal, no están protegidos por la libertad de expresión en el trabajo periodístico (Leer nota), la comunicadora abordó su propia experiencia como víctima de ataques en las redes sociales.

La SCJN dio por primera vez rostro a una práctica añeja de denostación en la construcción de realidades mediáticas de personajes públicos, adjudicándoles características socialmente estigmatizadas, en este caso, una preferencia sexual diferente a la heterosexual.

Se considera estigmatización como una señal no física de una personaísica que constituye una deshonra para alguien y que provoca rechazo social (http://www.jornada.unam.mx/2007/10/03/index.php?section=opinion&article=024a2pol), según reporta la CONAPRED, nuestro país presenta índices preocupantes de rechazo a personas con preferencia diferente a la heterosexual (http://www.conapred.org.mx/documentos_cedoc/DocumentoHomofobia_ACCSS.pdf) lo que explica que cuestionar la sexualidad de un actor público para denostarlo, encuentre tradicionalmente, eco en la población.

 

El paso que da la SCJN, es, en si mismo, un gran avance al delimitar los límites de la libertad de expresión, cuando se pretende denostar o provocar odio debido a la supuesta preferencia sexual de una persona, lo que deberá permear en el conjunto de la sociedad y deberá verse reflejado en leyes y ordenamientos, sea por la vía de la legislación o de la jurisprudencia.

Al abordar este tema en su espacio radiofónico, Carmen Aristegui hablo de los ataques que ha recibido en redes sociales (principalmente twitter) en donde perfiles apócrifos la denostan, “acusándola”, entre otras cosas de ser lesbiana. La periodista declaró que respeta a la comunidad Lésbico gay y se definió a si misma como heterosexual.

 Captura_de_pantalla_2013-03-07_a_las_11.08.40.png

No es la primera vez que esta red social es utilizada para denostar y promover odio a quienes consideran diferentes, en un proyecto artístico-social, el Museo de la Memoria y la Tolerancia creo http://www.tweetbalas.com/ un sitio que registra las menciones discriminatorias hecha por mexicanos en twitter, cada vez que se suman 20 menciones de un tema, se dispara un balazo de pintura sobre una pared en el museo sobre la que está escrita la palabra MÉXICO, al momento de la publicación de este artículo, se sumaban más de 60 mil menciones, lo que significa más de tres mil balazos a la pared.

 Captura_de_pantalla_2013-03-07_a_las_11.28.17.png

¿es posible aspirar a una sociedad no discriminatoria? Muy probablemente no, aún sociedades que han trabajado en el tema desde hace siglos la padecen, lo inédito, en el caso mexicano, es que el tema se ha convertido en parte de la agenda nacional; la creación de instancias como la CONAPRED (http://www.conapred.org.mx/) , o legislaciones como la reforma al artículo primero de nuestra constitución en 2001 (http://info4.juridicas.unam.mx/ijure/fed/9/2.htm) que prohíbe toda forma de discriminación, y en el caso del Distrito Federal, la inclusión de la tipificación de crímenes de odio en el código penal vigente (http://www.jornada.unam.mx/2007/05/03/ls-crimenes.html) y más recientemente, la decisión de la SCJN en materia de libertad de expresión ponen los cimientos para una sociedad más tolerante.

Aquí es importante destacar el papel que los medios de comunicación tienen en la promoción de una cultura, sea de tolerancia o de odio (leer artículo), por lo que mejores prácticas, como códigos de conducta públicos y explícitos, creación de defensores de las audiencias y el derecho de réplica, permitirán crear espacios de tolerancia en los espacios de comunicación en nuestro país.

Relacionado:

Promueven “insultos alternativos” en Twitter para homosexuales

Comments:

Responder



(Tu email no será mostrado públicamente.)


Captcha Code

Click the image to see another captcha.